|


Sri Mrinalini Mata

Un canal del amor y la sabiduría del Gurú


Sri Mrinalini Mata


El 3 de agosto de 2017, nuestra bienamada sanghamata y presidenta, Sri Mrinalini Mata, abandonó apaciblemente este mundo para dirigirse hacia el eterno reino de gozo y libertad en el Espíritu. Consagrada a servir a la obra espiritual y humanitaria del Gurú durante más de setenta años, ella fue una luz rectora que guio con amor, comprensión y sabiduría a los cientos de miles de buscadores de la verdad cuyas vidas han sido transformadas por las enseñanzas de Paramahansa Yogananda. Su perfecto ejemplo de la devoción incondicional, del servicio a nuestro Gurú y de la profunda sintonía con su sabiduría e ideales iluminó el camino de innumerables devotos de todo el mundo hacia la perenne morada en la luz y el amor divinos.

Elegida y entrenada por Paramahansa Yogananda  

A esta alma excelsa se la recordará siempre como una de las principales discípulas directas de Paramahansaji. Formaba parte del grupo selecto que él mismo entrenó para llevar a cabo la obra de Self-Realization Fellowship/Yogoda Satsanga Society of India cuando él falleciera, y se convirtió en la cuarta presidenta de SRF/YSS en 2011, sucediendo a Sri Daya Mata, que ocupó este puesto desde 1955 hasta su deceso, en 2010. Mrinalini Mata prestó también servicio como editora jefe de las publicaciones de SRF/YSS y, en esa tarea, fue responsable de preparar las enseñanzas de Paramahansa Yogananda con vistas a su publicación. El propio Paramahansaji la entrenó para que desempeñara ese papel, y ella así lo hizo hasta el final de su vida. Antes de asumir la presidencia, ejerció la función de vicepresidenta de SRF durante cuarenta y cinco años, colaborando estrechamente con Sri Daya Mata en la orientación general de la orden monástica de SRF/YSS, así como en la supervisión de las numerosas actividades y servicios que la sociedad ofrece cada año.
  

Imparte la luz y la sabiduría espirituales que absorbió del Gurú  

Sri Mrinalini Mata at Convocation with image of Paramahansa YoganandaEn cada papel en que sirvió a la obra de Gurudeva Paramahansa Yogananda, Mrinalini Mataji fue guiada por la divina sabiduría de las enseñanzas del Gurú —que impregnaban totalmente su ser— y por su lealtad y absoluta confianza en él. Debido al entrenamiento personal que recibió de Guruji, estaba idealmente capacitada para transmitir —tanto a los discípulos monásticos como a los que tuviesen responsabilidades familiares— sus preceptos de la vida espiritual, sus elevados estándares y, al mismo tiempo, el amoroso estímulo que él brindaba a todos aquellos que eran sinceros en su búsqueda de Dios.

Muchas personas han recibido inspiración de las charlas y escritos donde ella relata las experiencias que vivió en compañía de Gurudeva. También contribuyó decisivamente en la organización del programa de entrenamiento monástico en los ashrams de Paramahansaji, proporcionando a aquellos que ingresaban en la vida del ashram una base sólida en los ideales del Gurú y legándoles la instrucción que había recibido de él.

Tiempo atrás, cuando era aún una adolescente, Paramahansaji le dijo: «Algún día habrás de entrenar a muchísimos devotos». Aunque en ese momento se sorprendió (lo cual es comprensible, puesto que ella misma era muy nueva en el sendero), a lo largo de los años miles de personas han sido bendecidas por el cumplimiento de la profecía del clarividente Gurú. Tanto a los discípulos monásticos como a los laicos, Mrinalini Mata les impartió el alentador concepto de que el esfuerzo paciente que uno realiza —en la meditación y al procurar día a día cambiarse a sí mismo— es de suma importancia para el progreso espiritual, así como lo es la fe en Dios, en el Gurú y en el potencial divino del alma. ¡Cuántas veces inspiró a los devotos para que vieran ese potencial ilimitado que existe en nuestro interior y lo manifestaran en su propia vida!

Ella señaló: «Nadie más que tú ha hecho de ti lo que eres en este momento. Dios no interfirió con lo que creabas por medio de tu libre albedrío, y ningún otro ser humano determinó lo que eres. Eres hoy lo que tú mismo has creado a través de tus acciones, pensamientos, motivos y deseos, correctos o incorrectos. Y si hemos forjado nuestro destino, entonces tenemos también el poder de cambiarlo. Sri Yukteswarji afirmó: “Todo mejorará en el futuro, si estás haciendo un esfuerzo espiritual en el presente”. Si hay un punto, sobre todo, que desearía dejar grabado en ti, es el relativo al esfuerzo espiritual consciente, el negarte a aceptar cualquier imperfección o limitación en tu vida».


Infancia, juventud y hallazgo de las enseñanzas de SRF  

Mrinalini Mata on TGMOTMrinalini Mata, cuyo nombre premonástico era Merna Brown, nació en 1931, en Wichita (Kansas), y pasó buena parte de su juventud en el sur de California. La joven Merna, a quien describieron como una niña profundamente religiosa y tímida, conoció a Paramahansaji en el Templo de SRF en San Diego, cuando ella tenía catorce años. La madre de Merna había comenzado a asistir a los oficios de Paramahansaji en dicho templo de San Diego, luego de que su hija mayor se interesara en las enseñanzas del Gurú, y tuvo varias entrevistas personales con él. Paramahansaji mostró un profundo interés en la futura Mrinalini Mata incluso antes de conocerla, y alentó a su madre a que la llevase al templo. Después de varias súplicas, ella logró convencer a Mrinalini Mata de que la acompañase a uno de los oficios dominicales. Debido a su sentimiento de lealtad hacia la iglesia en que había sido criada, Mrinalini Mata se había mostrado reacia a asistir a un oficio de otra religión, pero finalmente accedió a visitar el Templo de SRF después de que su madre le explicase que las enseñanzas de Paramahansaji reflejan a la perfección la misma filosofía que la de Cristo.

Con su Biblia bajo el brazo, la joven y decidida Merna entró en la capilla de SRF en San Diego un día de diciembre de 1945. Según relató más tarde, al ver a Paramahansa Yogananda por vez primera se sintió colmada de «un extraordinario sentimiento de paz» y de una sensación de «algo arcaicamente familiar».

Años con Paramahansa Yogananda  


Mrinalini Mata as a young disciple in the ashram
 
Como joven discípula en el ashram de SRF

Paramahansaji la reconoció inmediatamente como una de las almas que en el futuro desempeñaría un papel clave en su obra. Años después, poco antes de su fallecimiento, le dijo respecto de ese primer encuentro: «Sabes, cuando entraste en ese templo de San Diego y te vi por primera vez en esta vida, percibí toda la historia del pasado cuando estuvimos juntos, y percibí el futuro. […] Nada ha sido diferente de lo que contemplé ese día».

Poco después de conocer a Paramahansaji, la joven Merna se sintió llamada a consagrar su vida a Dios y al Gurú como renunciante en la comunidad monástica de SRF. Guruji le pidió que completara primero la etapa inicial de su educación secundaria. Luego, con el permiso de sus padres, el 10 de junio de 1946, a los quince años de edad, se fue a vivir a la Ermita de SRF en Encinitas (California). En Encinitas, terminó la escuela secundaria mientras recibía la orientación personal de Paramahansaji y su entrenamiento en la vida del ashram. Sri Gyanamata, la avanzada discípula que estaba a cargo de la Ermita, fue una amada e influyente mentora y madre espiritual durante esos años. (La propia madre de Mrinalini Mata también ingreso en el ashram dos años más tarde, y recibió el nombre de Meera Mata después de tomar los votos finales de sannyas).

Paramahansaji, muy consciente de la excepcional madurez espiritual de esta joven discípula de pasadas encarnaciones, le confirió personalmente los votos finales de sannyas en 1947, después de que ella hubo permanecido en el ashram alrededor de un año solamente. Él escogió para ella el nombre monástico de «Mrinalini», que expresa la pureza de la flor de loto, la cual tradicionalmente se considera como un símbolo de desarrollo espiritual.

El papel que desempeñó en la publicación de las enseñanzas del Gurú   

Release of The Second Coming of Christ, Paramahansa Yogananda’s commentaries on the Four Gospels, during the SRF World Convocation in Los Angeles in 2004 
 
Presentación de La Segunda Venida de Cristo, los comentarios de Paramahansa Yogananda sobre los cuatro Evangelios, durante la Convención Mundial de SRF celebrada en Los Ángeles (California) en 2004   


Desde el principio de la vida de Mrinalini Mata en el ashram, el Gurú habló a los demás discípulos acerca del papel que había previsto para ella, especialmente de la futura responsabilidad como editora de sus Lecciones de Self-Realization Fellowship, escritos y charlas. «Ella estaba destinada a esta obra —le dijo en una carta manuscrita a Rajarsi Janakananda en 1950—. Dios me lo mostró cuando contemplé por primera vez su espíritu».

Sri Daya Mata escribió: «Gurudeva nos dejó claro a todos el papel para el que la estaba capacitando [a Mrinalini Mata], dándole instrucciones personales sobre todos los aspectos relacionados con sus enseñanzas y sobre sus deseos para la preparación y presentación de sus escritos y charlas».

En los años siguientes y hasta las postrimerías de su vida, Paramahansaji prestó mucha atención al entrenamiento espiritual de Mrinalini Mata mediante su contacto diario con ella, proporcionándole pautas específicas sobre la manera de editar sus manuscritos y conferencias que habrían de publicarse después de que él falleciera.

Muchas obras de Paramahansa Yogananda se han publicado bajo la dirección de Mrinalini Mata, y también se han traducido a otros idiomas, entre las que figuran la traducción y comentario del Gurú—elogiada por la crítica— del Bhagavad Guita (Dios habla con Arjuna), sus magistrales comentarios sobre los cuatro Evangelios (La Segunda Venida de Cristo: La resurrección del Cristo que mora en tu interior), varios volúmenes sobre sus escritos inspirativos y poesía, así como más de ciento cincuenta de sus charlas reunidas en tres antologías de su colección de Charlas y ensayos.
  

Numerosas visitas a la India


Sri Mrinalini Mata Conferring awards upon outstanding students of YSS school in Ranchi, India, 1973

Otorga galardones a destacados estudiantes de la escuela de YSS en Ranchi (India), 1973

A lo largo de los años, Mrinalini Mata visitó la India en seis oportunidades, con el propósito de ayudar a Sri Daya Mata a guiar el crecimiento y la obra de Yogoda Satsanga Society, la organización fundada por Paramahansa Yogananda. Pasó mucho tiempo en los ashrams de YSS y dio conferencias sobre las enseñanzas del Gurú en las principales ciudades del subcontinente. Sus charlas acerca de temas diversos, incluyendo la relación gurú-discípulo, han sido publicadas en la revista Self-Realization, así como en formato de libro y en grabaciones de audio y vídeo.

Las cartas periódicas de Mrinalini Mata con inspiración y consejos dirigidos a los estudiantes de este sendero, además de su singular combinación de honda sabiduría, compasión y humor, le han ganado la amorosa reverencia y la profunda gratitud de los miembros de SRF/YSS en todo el orbe.

La inspiración perpetua del legado de su vida

Los devotos de SRF/YSS y el mundo en general serán bendecidos para siempre por el invaluable legado de la sabiduría y la verdad inspiradas por Dios —las enseñanzas de Paramahansa Yogananda— que han sido publicadas a través del servicio divinamente sintonizado que Mrinalini Mata prestó de manera desinteresada durante muchas décadas. Conforme pasen los años, la enorme contribución que ella ha realizado al cumplir de este modo los deseos del Gurú será un imperecedero monumento a su vida de divinos logros interiores y exteriores.

Anclada siempre en la conciencia divina, Sri Mrinalini Mata ofreció el siguiente consejo a los devotos:

«Cualquier persona que en verdad haya experimentado un atisbo de Dios, aunque sea breve, jamás podrá volver a ser la misma, nunca podrá volver a sentirse satisfecha como antes con la limitada conciencia mundana. No por eso dejarás de disfrutar del mundo ni de sus placeres saludables; es tan sólo un giro de la conciencia desde el lado exterior al lado interior de la realidad. En lugar de identificarte con la forma física y sus limitaciones, los apegos y los deseos, los gustos y las aversiones, los gozos y los pesares, aprecias todo lo relativo a la vida como una expresión de Dios. Percibes que todo está hecho de su luz y conciencia infinitas. Disfrutas del amor y la compañía de la familia porque sientes fluir a través de ti el amor que Él te ha concedido para amar a esa familia. En el amor que a su vez recibes de ellos, sientes no una simple emoción humana egoísta, física y limitada, sino el infinito amor de la Divinidad. Al contemplar una rosa, o la miríada de cosas hermosas que Dios ha creado, tras la belleza de los pétalos ves la luz y la conciencia infinita del Creador, que ha hecho esa belleza y la sustenta. […]

»Sean cuales sean las experiencias que debas atravesar externamente, o cualesquiera que sean las lecciones que estés aprendiendo a través de dichas experiencias, permite que la conciencia esté siempre centrada en la única Realidad ―lo único que nunca te defraudará, que nunca cambiará, que es eterno―, Dios y tu relación con Él».



Sri Mrinalini Mata at Convocation satstanga 2015
 
 Satsanga con miembros y amigos de SRF durante la Convención Mundial de SRF celebrada en Los Ángeles (California) en 2015   

 
Que podamos continuar sintiendo la amorosa presencia de nuestra bienamada Sri Mrinalini Mata y siendo guiados por su consejo de esforzarnos siempre por anclar nuestra conciencia en «la única Realidad que es eterna, Dios».

Únase a nosotros para enviarle nuestro más profundo amor y agradecimiento. Que esta vida de servicio desinteresado, amistad y lealtad le inspire a «dejar que Dios y el Gurú —como ella aconsejó— modelen su vida para expresar plenamente la imagen divina que mora en su interior».


Les invitamos a compartir sus recuerdos y reflexiones acerca de la vida de Sri Mrinalini Mata:

 ShareYourStory

goldleaf-dingbat 
 

In memóriam: Sri Mrinalini Mata

 

 

Copyright © Self-Realization Fellowship. Todos los derechos reservados.