|
Una tradición centenaria

A lo largo de los siglos, alcanzar el amor perfecto, el conocimiento, el gozo, la plenitud…, en una palabra, la Verdad suprema, ha sido el anhelo más profundo del corazón humano. Y siempre ha habido personas que, en el marco de las grandes religiones, han optado por renunciar a la vida de familia y a las responsabilidades del mundo para dedicarse íntegra e incondicionalmente a la búsqueda divina.Paramahansa Yogananda en el ashram de Mount Washington

Siguiendo esa tradición centenaria, los miembros de la Orden monástica de Self-Realization Fellowship profesan un voto de renunciación que comprende cuatro aspectos: sencillez, celibato, obediencia y lealtad. Estos votos constituyen la base de la vida monástica tanto en las órdenes religiosas de Oriente como en las de Occidente.

La antigua Orden de los Swamis
de la India

Paramahansa Yogananda y su gurú, Swami Sri Yukteswar, forman parte de la Orden de los Swamis, de antigua tradición en la India, reorganizada siglos atrás por Adi Shankaracharya, quien le dio su forma actual. Desde entonces ha sido dirigida por una línea ininterrumpida de venerables maestros. Todos los monjes de la Orden de los Swamis son hijos espirituales de un mismo gurú: Adi («el primer») Shankaracharya. Los miembros de la Orden profesan votos de pobreza (desapego hacia las posesiones), castidad, y obediencia al superior o a la autoridad espiritual. En muchos aspectos, las órdenes monásticas católico-cristianas se asemejan a la más antigua Orden de los Swamis. Existen en ella diez divisiones, una de las cuales se denomina Giri (montaña), a la cual pertenecen Sri Yukteswar y Paramahansa Yogananda.

Monjes de la Orden meditan en la capillaLos miembros de la Orden monástica de Self-Realization Fellowship que profesan los votos finales de renunciante son asimismo miembros de la Orden de los Swamis. La citada Orden fue establecida por Paramahansa Yogananda a principios de los años 30, cuando Sri Daya Mata y otros discípulos manifestaron su anhelo de renunciar a la vida mundana para entregarse completamente a Dios. Tras el fallecimiento de Paramahansa Yogananda, en 1952, Daya Mata asumió el liderazgo de la Orden, es decir, la responsabilidad de cuidar de ella y hacerla crecer.

Como líder espiritual de Self-Realization Fellowship, ella supervisó personalmente el desarrollo de la Orden monástica. En la actualidad, son muchas las personas de ambos sexos que han respondido a la llamada y se han entregado totalmente a Dios, sirviendo al mismo tiempo a la humanidad a través de las actividades que Self-Realization Fellowship/Yogoda Satsanga Society of India lleva a cabo en todo el mundo. Residen en ashrams situados en diversos lugares de Estados Unidos, Europa y la India.

Ir a la página anterior
2 de 5
Ir a la página siguiente
Copyright © Self-Realization Fellowship. Todos los derechos reservados.