|

    La Orden monástica de Self-Realization Fellowship: Introducción

    Paramahansa Yogananda in 1948

    «El camino de la renunciación completa es gozosamente aceptado por quienes desean ver a Dios y nada más que a Dios. Él se revela a aquellos que viven el credo del renunciante: “Dios es mi vida. Dios es mi amor. Dios es el templo que induce a mi corazón a la adoración permanente. Dios es mi Meta. Ningún deber puede ser realizado sin el poder que tomamos prestado de Él, por lo que mi deber supremo es encontrar a Dios”».

                                         Paramahansa Yogananda 

    PY-with-Sri-Daya-Mata

    Paramahansa Yogananda con Sri Daya Mata, una de las primeras discípulas que tomó los votos monásticos. Poco tiempo después de que ella entrara en el ashram de SRF en 1931, el Gurú le dijo: «Tú eres mi nidal. Cuando viniste, supe que muchos otros genuinos devotos serían atraídos hacia este sendero».

    La Orden monástica de Self-Realization Fellowship constituye el corazón de la organización fundada por Paramahansa Yogananda.

    Los miembros de la Orden, enteramente dedicados a difundir por todo el mundo las enseñanzas de su fundador, llevan a cabo el servicio de ayuda humanitaria y espiritual a través de diversas actividades, entre las que cabe mencionar las siguientes: publicar los escritos y las charlas grabadas de Paramahansa Yogananda y de sus discípulos directos; ofrecer orientación espiritual; asistir y guiar los retiros y las actividades que tienen lugar en los templos y centros de meditación; realizar periódicamente giras de conferencias; ocuparse del mantenimiento de los edificios, jardines y ashrams; y supervisar la distribución de las Lecciones y la edición de los libros que publica SRF. Además de llevar a cabo numerosas tareas administrativas y de otro tipo, necesarias para el correcto funcionamiento de una organización religiosa de alcance internacional.

    No obstante, la verdadera vocación de los miembros monásticos, monjes y monjas, consiste en amar a Dios profundamente, en amarle cada día más. Su anhelo puro por Dios les lleva a renunciar a los deseos del ego de tal modo que, siendo Él lo esencial en cada uno de los momentos del día, acabe convirtiéndose en la única Realidad de su vida; y así, gracias a su unión con el Espíritu, lograr la liberación final.



    gold lotus rule

    A Centuries-old Tradition Daily Life in the Ashram The Four Stages of Monastic Life Have You Heard a Divine Call? Sannyas: A Life of Monastic Consecration
    Una tradición centenaria La vida cotidiana en el ashram Las cuatro etapas de la vida monástica ¿Ha oído la llamada divina? Sannyas: Una vida monástica consagrada a Dios
    Copyright © Self-Realization Fellowship. Todos los derechos reservados.