|
La Orden monástica
Paramahansa Yogananda en 1948

«El camino de la renunciación completa es gozosamente aceptado por quienes desean ver a Dios y nada más que a Dios. Él se revela a aquellos que viven el credo del renunciante: “Dios es mi vida. Dios es mi amor. Dios es el templo que induce a mi corazón a la adoración permanente. Dios es mi Meta. Ningún deber puede ser realizado sin el poder que tomamos prestado de Él, por lo que mi deber supremo es encontrar a Dios”».  

               Paramahansa Yogananda 

 

La Orden monástica de Self-Realization Fellowship constituye el corazón de la organización fundada por Paramahansa Yogananda.

Los miembros de la Orden, enteramente dedicados a difundir por todo el mundo las enseñanzas de su fundador, llevan a cabo el servicio de ayuda humanitaria y espiritual a través de diversas actividades, entre las que cabe mencionar las siguientes: publicar los escritos y las charlas grabadas de Paramahansa Yogananda y de sus discípulos directos; ofrecer orientación espiritual; asistir y guiar los retiros y las actividades que tienen lugar en los templos y centros de meditación; realizar periódicamente giras de conferencias; ocuparse del mantenimiento de los edificios, jardines y ashrams; y supervisar la distribución de las Lecciones y la edición de los libros que publica SRF. Además de llevar a cabo numerosas tareas administrativas y de otro tipo, necesarias para el correcto funcionamiento de una organización religiosa de alcance internacional.Sede Internacional de SRF

No obstante, la verdadera vocación de los miembros monásticos, monjes y monjas, consiste en amar a Dios profundamente, en amarle cada día más. Su anhelo puro por Dios les lleva a renunciar a los deseos del ego de tal modo que, siendo Él lo esencial en cada uno de los momentos del día, acabe convirtiéndose en la única Realidad de su vida; y así, gracias a su unión con el Espíritu, lograr la liberación final.


1 de 5
Ir a la página siguiente
Copyright © Self-Realization Fellowship. Todos los derechos reservados.