|

In memóriam: Hermana Subrata (1921-2018)

5 de junio de 2018

Sister Subrata   

La Hermana Subrata, una muy amada monja de Self-Realization Fellowship, abandonó de manera apacible este mundo el 23 de abril de 2018. Amiga querida y consejera de muchos monjes y discípulos laicos, su dedicación a las enseñanzas de Paramahansa Yogananda y su cálido respeto hacia las personas brindaron inspiración y una influencia positiva a innumerables vidas.

Su nombre era Eva Ingeborg Richter, y nació en Dresden (Alemania), el 29 de marzo de 1921. De joven, la Hermana Subrata vivió en Londres y Egipto antes de trasladarse a Uruguay, donde estuvo dando clases en un colegio alemán. Fue durante su estancia en Sudamérica cuando entró en contacto con las enseñanzas de SRF al leer Autobiografía de un yogui. En 1960 hizo su primera visita a la Sede Internacional de SRF en Los Ángeles, donde conoció a Sri Daya Mata (presidenta de SRF desde 1955 hasta su deceso en 2010) y se suscribió a las Lecciones de Self-Realization Fellowship. Al año siguiente ingresó en la orden monástica de SRF.

Durante las casi seis décadas que vivió como renunciante en los ashrams de Paramahansa Yogananda, la Hermana Subrata prestó servicios a la obra de SRF de varias formas, entre ellas, colaborando en la traducción de las enseñanzas de Paramahansaji, supervisando el envío de las Lecciones de SRF y ayudando a guiar y aconsejar a las monjas jóvenes de la orden.

Después de residir en la Sede Internacional de SRF durante casi veinticinco años, la Hermana Subrata fue destinada a Front Royal, Virginia (EE.UU.), para prestar servicios como administradora y ministra responsable del recién establecido ashram y retiro de SRF en Greenfield. Además de cuidar del crecimiento del nuevo emplazamiento de SRF, viajó a varias ciudades del este de Estados Unidos, de Europa y América Latina para dirigir programas inspirativos sobre las enseñanzas de Paramahansaji. Asimismo, presidió la ceremonia de dedicación de los nuevos centros de SRF en Washington D.C., Nueva York, Atlanta y en Itter (Austria).

Durante casi dos décadas, la Hermana Subrata fue líder y pilar fundamental del programa anual de verano de SRF para niñas, especialmente durante los años de gestación de éste, cuando ella supervisaba el desarrollo del programa. Una monja que servía con la Hermana Subrata comentó con cuánto cariño y con cuánta delicadeza trataba a las niñas, siempre dándoles ánimos: «Tenía un modo particular de tenderles la mano, orientarlas hacia el Maestro y hacer que se sintieran muy respaldadas. Resultaba muy inspirador ver cómo motivaba a las niñas y cómo conectaba también con los miembros del personal». A menudo dirigía a las niñas en los cantos del kirtan y muchas se conmovían por el amor y la devoción que brotaban de ella en tales ocasiones.

La Hermana Subrata era ampliamente admirada por su entusiasmo, su fortaleza interior y su profundo entendimiento. Después de su fallecimiento, un miembro de SRF escribió: «Los consejos que la Hermana Subrata me daba cada año durante la Convención eran enormemente valiosos para mí. Nunca perdí la oportunidad de verla. […] Sabía en el fondo de mi alma que su guía era auténtica y sincera, y que procedía directamente de Dios a través de la Hermana».

Echaremos mucho de menos a la Hermana Subrata, pero nos consuela el recuerdo de su inspiradora vida y saber que ella está ahora experimentando un gran gozo y libertad en el Espíritu. Le enviamos a su alma nuestro permanente amor y nuestra amistad divina.


 

Copyright © Self-Realization Fellowship. Todos los derechos reservados.