|
SRF anuncia su nuevo presidente

SRF anuncia su nuevo presidente

El Hermano Chidananda es elegido presidente y líder espiritual de SRF/YSS  

5 de septiembre de 2017

Brother Chidananda Elected President and Spiritual Head of SRF/YSS     
 

El Consejo Directivo de Self-Realization Fellowship se complace en compartir con ustedes la noticia de que el Hermano Chidananda ha sido elegido presidente y líder espiritual de Self-Realization Fellowship/Yogoda Satsanga Society of India, sucediendo así a Sri Mrinalini Mata, que prestó sus servicios en este puesto desde enero de 2011 hasta su fallecimiento el mes pasado. El nombramiento contó con el voto unánime del Consejo Directivo de SRF, el miércoles 30 de agosto de 2017.

Antes de su deceso en 2010, Sri Daya Mata, anterior presidenta de SRF, expresó su convicción a Mrinalini Mata de que el Hermano Chidananda debería suceder a Mrinalini Mata como presidente y líder espiritual de SRF/YSS. Mrinalini Mata confirmó esto algunos meses antes de su propio deceso, que se produjo el 3 de agosto de 2017, y le confirmó al Consejo Directivo su acuerdo con la recomendación de Daya Mata.

El Hermano (Swami) Chidananda ha sido monje de Self-Realization Fellowship (SRF) durante cuarenta años, y miembro del Consejo Directivo de SRF y YSS durante los últimos ocho años. Casi desde el comienzo de su vida monástica, trabajó en estrecha colaboración con Sri Mrinalini Mata, recibiendo su entrenamiento impregnado de sabiduría y en sintonía con el Gurú mientras la ayudaba en la edición y publicación de las obras de Paramahansa Yogananda y demás publicaciones de SRF. 
  

Un despertar para servir a Dios y a la obra de SRF

Nacido en Annapolis, Maryland (EE.UU.), se encontró por primera vez con las enseñanzas de Paramahansa Yogananda y su sociedad, Self-Realization Fellowship, en Encinitas, a principios de los años 70, cuando él era estudiante de sociología y filosofía en la Universidad de California, San Diego. Atraído por el interés que sentía desde hacía tiempo por la espiritualidad de la India, el Hermano Chidananda visitó el Centro Ashram de SRF en Encinitas, ubicado justo al norte del campus universitario, que era un lugar de referencia con el que se hallaban familiarizados muchos de los estudiantes que vivían en las comunidades costeras adyacentes.

Algunos meses después, llegó a sus manos un ejemplar de Autobiografía de un yogui y quedó inmediatamente cautivado por la gran sabiduría y la conciencia divina con las que se hablaba desde sus páginas. Durante su último año en la universidad, se suscribió a las Lecciones de Self-Realization Fellowship y comenzó a asistir a los oficios de SRF en Encinitas. Él se sentía profundamente inspirado por las charlas del Hermano Anandamoy, que en aquel entonces era allí el ministro y que también le benefició mediante su consejo personal. Fue en ese ambiente sagrado —tan impregnado de las vibraciones de Paramahansaji— donde sintió profundamente la influencia de los monjes y monjas que allí vivían y donde despertó casi de inmediato su deseo de dedicar la vida por completo a buscar a Dios y servir a la obra de Paramahansa Yogananda como discípulo monástico.

El Hermano Chidananda ingresó en el ashram de postulantes a monje de Encinitas el 19 de noviembre de 1977, y pasó allí un año y medio bajo la estricta y amorosa guía del Hermano Premamoy, el santo hermano residente que se hallaba encargado de entrenar a los monjes jóvenes. El Hermano Premamoy fue quien sugirió por primera vez a Sri Mrinalini Mata que tomase en consideración el incorporar a este joven monje al Departamento Editorial de SRF. En abril de 1979, tras completar su formación como postulante, el Hermano Chidananda fue trasladado a la Sede Internacional de SRF en Mount Washington, y se le asignaron de inmediato tareas editoriales en el Departamento de Publicaciones, prestando su servicio bajo la supervisión de Mrinalini Mata y su coeditora jefe, Sahaja Mata, las cuales habían sido entrenadas personalmente por el Gurú con el fin de editar sus escritos y charlas para futuras publicaciones.

Poco después del fallecimiento de Sahaja Mata en 1996, el Hermano Chidananda fue nombrado por la entonces presidenta Sri Daya Mata para formar parte del Consejo de Publicaciones Internacionales de SRF/YSS, en el cual prestó su servicio con Daya Mata y Mrinalini Mata hasta el deceso de Daya Mata en 2010. Durante este tiempo, ayudó a estas dos veteranas discípulas directas en la preparación y publicación de muchas obras, incluidos los voluminosos comentarios de las escrituras escritos por Paramahansaji (Dios habla con Arjuna: El Bhagavad Guita y La Segunda Venida de Cristo: La resurrección del Cristo que mora en tu interior) y también todas las demás publicaciones de SRF editadas desde 1980 hasta la actualidad. Después de años de recibir el entrenamiento progresivamente más profundo de Daya Mata, Mrinalini Mata y Sahaja Mata, fue designado por Mrinalini Mata para que, tras su fallecimiento, la sucediera como editor jefe de las publicaciones de SRF/YSS.

El Hermano Chidananda recibió los votos monásticos definitivos de sannyas de Sri Daya Mata en 1997. Su nombre monástico Chidananda significa «bienaventuranza (ananda) a través de la infinita Conciencia Divina (chit)». Como ministro ordenado de Self-Realization Fellowship, ha compartido las enseñanzas de Paramahansa Yogananda durante giras de conferencias y programas de retiro en Estados Unidos, Canadá, Europa e India, así como en las convenciones mundiales de SRF que se celebran anualmente en Los Ángeles (California). Fue nombrado por Daya Mata miembro del Consejo Directivo de SRF y YSS en 2009, y también ha prestado sus servicios durante muchos años como miembro del comité de gestión que supervisa, bajo la dirección del presidente, la miríada de actividades y operaciones que desarrolla SRF.

 

 «Buscando a Dios unidos como el único Bienamado de nuestras almas…»

Dirigiéndose a los monjes de SRF después de que se anunciase su elección, el Hermano Chidananda dijo: «Es con humildad, y con la conciencia de que Gurudeva Paramahansa Yogananda será siempre la cabeza de esta organización, que pido las oraciones y la ayuda de todos ustedes a fin de procurar cumplir con la petición de nuestras amadas Sri Daya Mata y Sri Mrinalini Mata para seguir sus pasos. El compromiso de ambas de ser canales puros del amor de Gurudeva —su divino ejemplo de buscar la sintonía de cada pensamiento, decisión y acción con la voluntad y la guía de Gurudeva— ha sido mi inspiración a lo largo de toda mi vida en el ashram; y es con un sentido de esa sagrada responsabilidad como espero servir a esta gran obra de Dios y los Gurús en los años venideros, confiando en la ayuda, las oraciones, la buena voluntad y la amistad divina de todos.

»Cada uno de ustedes es un discípulo elegido por el propio Maestro, y tomo el polvo de los pies de todos en reconocimiento de que es sólo como una familia espiritual unida de los chelas de Gurudeva como podremos, juntos, continuar haciendo avanzar esta gran obra de SRF/YSS en ese espíritu de amor divino, gozo y entrega: buscando a Dios como el único Bienamado de nuestras almas en ese espíritu que nuestro Gurú nos exhortaba a vivir y que él profetizó que sería la vida y fortaleza de su organización en todo tiempo venidero. ¡Jai Gurú! ¡Jai Ma!».

El Hermano Chidananda desea transmitir el siguiente mensaje a la familia espiritual mundial de SRF/YSS:

«Almas amadas, les saludo a todos en el amor de Dios y el Gurú, y pido que sus continuas bendiciones se derramen sobre todos nosotros al recorrer este bendito sendero de meditación Kriya Yoga y vida en sintonía con la Divinidad, que nos brindó Paramahansa Yogananda. En su nombre, estoy humildemente agradecido por la oportunidad de servir a todos los devotos, como lo están todos los monjes y monjas de los ashrams de SRF/YSS. Como grupo mundial de almas que buscan a Dios —ya sea como discípulos laicos o monásticos—, unámonos en gratitud por las bendiciones espirituales de estas enseñanzas y en la determinación de profundizar en nuestro propio sadhana y comunión interior con Dios y los Grandes Maestros. Que cada uno de ustedes pueda sentir sus incesantes bendiciones. ¡Jai Gurú!».

  

Copyright © Self-Realization Fellowship. Todos los derechos reservados.