|
Easter Message From Sri Daya Mata (Spanish)

Image of Jesus for Easter letter 2010 

 Graphic:Easter Spanish 

«Contempla tu Ser inmortal resucitado con Cristo en la esclarecedora Luz de la Conciencia Crística, que se halla presente en cada alma, en cada flor, en cada átomo». 

  Paramahansa Yogananda 

 

En esta sagrada época de Pascua de Resurrección, al honrar la vida y resurrección del Señor Jesucristo, deseo que puedas despertar de nuevo a la presencia de su conciencia infinita, que se manifiesta en la belleza de Dios desplegada en la naturaleza, en todo impulso de tender la mano a los demás con empatía y amor, y en la creciente percepción de su divino gozo en tu alma. Los seres liberados como Cristo vienen a sacarnos del engaño de que somos frágiles seres mortales, encadenados por el cuerpo y las dualidades de este mundo. Ellos nos recuerdan la indómita fortaleza que hay dentro de nosotros, nuestra capacidad de amar y la unidad que podemos alcanzar con el Ser Divino si sintonizamos con Dios nuestra vida y nos expandimos más allá de este pequeño «yo», a fin de cuidar y amar a todos como parte de nuestro más vasto Ser.

Cuán profundamente responde el corazón a la tierna compasión de Cristo, pues nuestra verdadera naturaleza es el amor. Nos regocijamos ante la victoria de Cristo sobre las limitaciones humanas porque dentro de cada uno de nosotros late el impulso de expresar el alma infinita. Mientras que el mundo nos empuja a vivir en la superficie de la vida y a reaccionar ante la gente y las experiencias según los gustos y aversiones del ego, Cristo y todas las almas que alcanzaron la unión con Dios abren ante nosotros el camino a la libertad y la expansión divina. Gurudeva Paramahansa Yogananda decía: «El amor que la mayoría de las personas siente por sus familiares y amigos más queridos, Jesús lo sentía por el mundo entero y por todo ser vivo». Fue este amor omnipresente el que motivó a Cristo a entregar voluntariamente su vida en favor del bienestar de los demás. Su supremo sacrificio fue la culminación de incontables actos de compasión, así como de una fortaleza y una humildad cultivadas al responder de manera divina a las numerosas pruebas de la vida diaria. Consideremos con profunda atención su ejemplo y aprovechemos las oportunidades que se nos brindan a diario para resucitar nuestra conciencia desde la identificación con el ser inferior atado al ego hasta lograr percibir la bondad y el entendimiento del alma. El espíritu de Cristo se manifiesta en nosotros cuando nos fijamos en las cualidades positivas de los demás en vez de juzgarlos, cuando perdonamos en vez de abrigar sentimientos de rencor, cuando con fe profunda y una actitud abierta dejamos a un lado nuestras preferencias a fin de buscar la sintonía con Dios y oramos: «Padre, no se haga mi voluntad, sino la Tuya».

La capacidad de Cristo para amar pura y desinteresadamente y la fortaleza espiritual que le permitió vencer la conciencia mortal se forjaron, sobre todo, en la quietud de la comunión del alma, en la amorosa relación con el Padre Celestial que constituía la esencia misma de su vida y de su ser. Para seguir sus huellas, también nosotros debemos profundizar en nuestro interior. En esta Pascua de Resurrección, renueva tu propósito de fomentar, a través de la meditación, tu relación con la Divinidad y practicar la bondad, el perdón y el amoroso servicio a los demás que Cristo ejemplificó. A medida que te aproximes a la Fuente de todo amor, la resurrección de Cristo tendrá para ti un significado cada vez más profundo. Que el infinito amor que sustentó a Jesús colme tu conciencia y se derrame hacia cuantos se crucen en tu camino.

 

El gozo y las bendiciones de la Pascua de Resurrección sean contigo y con tus seres queridos.
 
Sri Daya Mata Signature

Sri Daya Mata 

   

 Copyright © 2010 Self-Realization Fellowship. Todos los derechos reservados.
 


 

Shop Bookstore   |   eNews   |     Donate   |   Contact Us   |   Sitemap   |   Audio Video Index   |   Privacy Policy   |   Terms of Use  
Copyright © Self-Realization Fellowship. All Rights Reserved.