|
Oraciones y afirmaciones


¡Oh Protector Omnipresente! […] Pueda yo aferrarme siempre a Ti, en la vida y en la muerte, en la enfermedad, en el hambre, en las epidemias o en la pobreza. Ayúdame a comprender que soy Espíritu inmortal, invulnerable a las catástrofes mundiales y a los cambios que acompañan a la niñez, la juventud o la vejez.





¡Oh Padre!, en mí se halla tu ilimitado poder que todo lo sana. Manifiesta tu luz a través de las tinieblas de mi ignorancia. Dondequiera que tu luz bienhechora está presente, allí mora la perfección; así pues, la perfección está en mí.





Exijo mi divina herencia, sabiendo intuitivamente que todo poder y toda sabiduría existen en mi alma en forma innata.





Amado Dios, pueda yo saber que tu invisible manto protector me rodea siempre, ya sea en la dicha o en el dolor, en la vida o en la muerte.





Dios está en mi interior y a mi alrededor, protegiéndome; así pues, desecharé de mí todo temor, ya que éste cierra las puertas a la luz de la guía del Señor.





Sé que el poder de Dios es ilimitado. Puesto que he sido hecho a su imagen, yo también estoy dotado de la fuerza para superar todos los obstáculos.





Mío es el poder creador del Espíritu. La Inteligencia Infinita me guía y resolverá todo problema.





Desechando de mí todo fardo mental, me relajo y permito que Dios exprese a través de mí su perfecto amor, su perfecta sabiduría, su perfecta serenidad.


 

Ir a la página anterior
5 de 6
Ir a la página siguiente


Copyright © Self-Realization Fellowship. Todos los derechos reservados.